miércoles, 27 de abril de 2016

La puerta abierta.

Tengo la puerta abierta caballero,
es hora de dejar pasar la ausencia
esa que nos lleva a un asunto certero,
mis manos y las suyas están abiertas,
sin distancias, mis aflicciones se fueron
como el viento a finales de abril,
el mes dónde he sabido amarlo,
en el lecho de mi pequeño gran amor,
lo amo y lo deseo tanto,
como quiero que pasen los meses venideros,
lo deseo y amo con su pura esencia
y lo seguiré amando y deseando
hasta que así usted lo necesite, lo indique, lo quiera.


Twitter: @soytualba

No hay comentarios:

Publicar un comentario