sábado, 6 de agosto de 2016

Los pies de nuestro destino.



Esperarle en lluvias de inquietudes, llena el pecho con una gama de mosaicos con colores vivos; vuelvo a la mañana como graffiti de artista urbano, que llena los pensamientos de todo aquel que pasa por la calle. Me convierto por él, en un arte que vive a pesar de la lluvia y el sol, soy un arte que se pinta una y otra vez. 

Dame tu mamo y sigamos el camino de lo puro, de lo bueno y sin mala intención, que quiero regalarte un cóctel de sonrisas todos los días cuando salga el sol. 

Ven, ven para amarte y para que me ames, para que me hagas el amor con piel de gallina y me llenes de sueños el camino, así como también los pies de nuestro destino.


Por: Albany Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario